La lucha contra la profunda desigualdad social, prioridad absoluta de Actúa, poniendo el foco en la pobreza infantil » Reacciona y Actúa
Organización política con vocación de sumar y anteponer el bien común. España. Política para la democracia. Tu Europa, Nuestra Europa.
actúa, reacciona y actúa, política, españa, europa, partido político, Baltasar Garzón, Gaspar Llamazares, María Garzón,
16427
post-template-default,single,single-post,postid-16427,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-17.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

La lucha contra la profunda desigualdad social, prioridad absoluta de Actúa, poniendo el foco en la pobreza infantil

La lucha contra la profunda desigualdad social, prioridad absoluta de Actúa, poniendo el foco en la pobreza infantil

Actúa asume las peticiones de Ayuda en Acción y la Plataforma por la Infancia sobre la necesidad de poner en marcha un Pacto de Estado por la Infancia, a la vez que se retome el imprescindible Pacto de Estado por la Educación

Acabar con la profunda desigualdad social está en el centro de las políticas propuestas por Actúa. De ahí que promulguemos la construcción de un nuevo Contrato Social que determine cuáles son las cuestiones que realmente importan a la ciudadanía -a las mayorías sociales- y definan las políticas que marquen el camino hacia el modelo de país que queremos construir: un país mejor para las futuras generaciones.

Es necesario un plan de choque para combatir los datos de desigualdad y de pobreza. En ese plan, señala Gaspar Llamazares, candidato a la Presidencia del Gobierno, “Actúa contempla como medidas prioritarias el incremento de los impuestos a las rentas y patrimonios más altos; una Ley de Rentas mínimas contra la exclusión social; la derogación de la reforma laboral (porque en el modelo español de empleo, el de la ‘marca España’, está también el origen de la desigualdad); la extensión de la educación pública de 0 a 3 años, el reforzamiento de la Atención Primaria y de la Ley de Salud Pública; la dotación presupuestaria de la Ley de Dependencia y una Ley de Derecho a la vivienda”.

Conscientes de que la educación es el primer arma para luchar contra la desigualdad y la segregación, desde Actúa asumimos las propuestas de ONGs como Ayuda en Acción (y de la Plataforma por la Infancia), con la que nos hemos reunido en esta campaña para abordar la realidad de la pobreza infantil en nuestro país, donde 1 de cada 3 niños están en riesgo de pobreza y exclusión. Además de concretar un Pacto de Estado por la Infancia (que suponga un compromiso más allá de lo partidista en materia de presupuestos e inversión específica para la infancia), es necesario retomar el ineludible Pacto de Estado por la Educación que garantice una educación pública de calidad, laica, equitativa e inclusiva que permita a todos los niños y niñas de España acceder a las mismas oportunidades, rompiendo desde abajo con las desigualdades.

Pero la pobreza, además de infantil, también tiene rostro femenino, de ahí que Actúa contemple la transversalidad de las políticas de género. La crisis económica se agravó como consecuencia de las políticas neoliberales aplicadas tanto por las autoridades europeas como en nuestro país por el Gobierno del PP, dejando como resultado una España más desigual, con mayor desempleo, una fuerte devaluación salarial y altas tasas de precariedad laboral, sumiendo a una parte importante de la población en la pobreza y condenando al éxodo a miles de jóvenes.

Actúa está convencida de que revertir la desigualdad también pasa por dar la vuelta a las políticas de austeridad y recortes. En este sentido, Actúa también propone:

  • Derogar la reforma del artículo 135 de la Constitución y limitar el alcance de la “estabilidad presupuestaria del Estado” como criterio que se refiere a los límites de déficit y deuda para que en ningún caso sea obstáculo a la dotación presupuestaria de los servicios públicos esenciales. Negociar con la UE el objetivo de déficit y la reestructuración de la deuda.
  • Derogar los elementos más dañinos de las reformas laborales del PSOE y del PP; terminar con las formas precarias de contratación. Regular los nuevos modelos de empleo.
  • Proseguir una senda de aumento del SMI hacia los 1.200 euros, alcanzando el 60% del valor de los salarios medios negociados, recuperando la devaluación salarial de la última década.
  • Reducir la jornada de trabajo a 35 horas por ley, terminando con las horas extraordinarias no pagadas.
  • Establecer el Estatuto del Becario y de la Becaria para garantizar la remuneración de las prácticas.

No Comments

Publicar un comentario